PASEOS CON NUESTRO PERRO

Publicado en: Sin categoría | 0

Debemos pasear a nuestro perro

Tanto si eres de los de “el perro es mi mejor amigo, mi perro es mi compañero” o de los que dicen “el perro es solo el perro” eres el responsable de proporcionarle los cuidados y atenciones de las que el requiere. Una de ellas es el paseo, tener un jardín gigante puede ser muy cómodo para las personas con perro, pero es un error creer que con eso ya es suficiente. Imagínate que vives en un palacio enorme y rodeado de todos los lujos, pero no pudieses salir nunca de el, esto te creara un estado de ansiedad y strees el que seguro acabaría afectando de una forma muy negativa en tu salud. Igualmente pasa con los perros, no debemos prohibirles de sus conductas naturales de salir a pasear, olisquear o marcar, así como relacionarse con otros perros. También necesitan quemar su energía para poder descansar bien por la noche. Desde mascohappy.com vamos a darte algunos consejos para que podáis disfrutar de un buen paseo juntos.

Trabajo en equipo.

Los paseos son cosa de dos, el paseo no debe ser ningún sufrimiento, debe ser una actividad tranquila y relajada y debe crear un vinculo con tu animal. Algunos perros les excita el salir a la calle y eso puede acabar en tirones de correa, o que el animal acabe llevándote toda la calle a la carrera, pero no es culpa de el, nosotros somos los responsables de enseñarle a pasear.

Salís a pasear ambos, y para que sea agradable debes tener paciencia y empatía con tu perro. Es importante recordar que cualquier perro que vive encerrado tiene peor carácter y tiende a ser más reactivo que los perros que tienen una buena rutina de paseo con sus dueños.

Consejos para un buen paseo.

– Tu perro debe entender quien guia el paseo, la posición no importa y debes ser tu el primero en atravesar las puertas o cruzar las calles, esto creara una carencia a ir siguiendo siempre y distraerse poco.

Creale una rutina  para que le sea un trabajo o ejercicio, al principio es importante conseguir que valla pendiente de ti y no quiera distraerse con facilidad.

– Dedícale tiempo al paseo. No quieras acabar pronto. Tu perro necesita tiempo para poder pasear y para poder sentirse bien. Lo ideal sería entre media hora y una hora diaria.

– Utiliza una correa larga pero que no valla tensa, para que pueda explorar un poco el entorno.

– Una vez que hayáis paseado y su comportamiento haya sido el adecuado, déjale tiempo libre. Para él, que le permitas hacer sus necesidades y olfatear es toda una recompensa.

– Lleva siempre una bolsita para recoger los excrementos,  recuerda que es obligación nuestra el recoger sus heces y depositar las en los contenedores habitados para ello.

– Al llegar a casa, haz que tu perro te espere mientras guardas la correa y te sacas los zapatos o la chaqueta, así evitaremos que se pueda poner nervioso. Seguidamente dale comida y agua para que el se sienta recompensado por su trabajo. En la naturaleza la comida siempre va después de la caza o el trabajo.

 

Estas pautas son generalizadas, pero debes tener en cuenta el tamaño y las necesidades de tu perro dependiendo de su caracter y condición física

 

Dejar un comentario